Quiero crear una e-Commerce… ¿por dónde empiezo?

En la era digital que vivimos hoy en día, y más con los avances móviles, dónde todos tenemos acceso a Internet en cualquier momento y lugar, aquel que no esté en Internet no existe.

Muchas empresas y PYMES son conscientes de ello, por lo que dejan atrás sus miedos, y se animan a saltar a la piscina. Pero… 

como

Lo primero que debemos que saber es lo que es una e-Commerce: Es una web dónde se compran y se venden a través de Internet.  (En esta entrada puedes obtener mas información https://wordpress.com/post/91597603/34/ ).

Por supuesto, supone una gran ventaja para las grandes y medianas empresas, ya que cada vez se compra más a través de la red.

Lo siguiente será conocer los proveedores tecnológicos que necesitarás para crear tu e-Commerce. Muchas empresas se sienten abrumadas (tecnológicamente hablando), por lo que intentaré explicarlo de la manera más clara posible. Los servicios que deberás contratar son:

  • ISP o Proveedor de Servicios de Internet: son los servicios que te conecta a la red, es decir, ONO, Teléfonica, Vodafone, Jazztel…
  • Proveedor de Aplicaciones: son las empresas que programa el portal o aplicación con la que crearás tu comercio electrónico, como por ejemplo: Magento, Prestashop, WordPress…
  • Proveedor de Alojamiento: tu aplicación tiene que “ajustarse”, por así decirlo, a un “ordenador físico”, y este “ordenador físico” se conoce como servidor; ya que está siempre encendido y “sirve” tu página web a los clientes. Este ordenador de “alquila” a un proveedor de alojamiento, por ejemplo: Dinahost, Arsys
  • Proveedor de medios de pago: para cobrar a tus clientes necesitarás algún medio de pago seguro, como puede ser PayPal, los medios proporcionados por VISA, entre otros.

El próximo paso es conocer cómo funciona la arquitectura web. Cualquier tipo de negocio e-Commerce necesitará hacer uso de las tecnologías web, por eso es importante entender cómo funciona la web hoy en día.

La web está basada en un modelo cliente/servidor, donde el cliente es el usuario que accede a la página web a través del navegador (Chrome, Firefox…). Y el servidor, que es el “ordenador” que tiene guardada la página (software) en su disco duro, la envía al cliente. Una vez que el cliente la recibe, éste la ve a través de su navegador web (Chrome, Firefox, entre otros…)

¿Cuáles son sus ventajas? 

Que si se cambia el código en el servidor, automáticamente se cambia para todos los usuarios, sin necesidad de actualización.

En este modelo, normalmente existen 3 niveles:

PEPITO

  • Nivel cliente: el cliente accede a la red a través de su navegador, y éste mostrará los resultados en la pantalla según las características que cada uno ofrezca: por ejemplo, Chrome lo hará de una forma, y Firefox de otra.
  • Nivel de Aplicación: se denomina lógica de negocio, ya que es dónde se almacena el software, es decir, dónde se almacena nuestra tienda online.
  • Nivel de Servidor de datos: En él se almacenan los datos de la aplicación, es decir, aquellas partes de la web que varían entre productos o clientes. Por ejemplo; un servidor de datos almacenará las fotos de los productos, los datos personales de los clientes, las ventas del mes, extrayendo a su vez información del servidor de datos.

Todas las tiendas online no son más que un software o programa ejecutándose en un servidor, al cual se accede a través de un ordenador.

Existen diversos tipos de software según:

  • Servicios de propietarios: es un programa creado por los proveedores de alojamiento. Son poco personalizables y pertenecen al proveedor, un ejemplo de ellos: 1and1 http://www.1and1.es/
  • Servicios de grandes portales: son conocidos como Marketplaces, páginas que median entre el vendedor y el cliente, y a su vez, reciben un porcentaje de las ventas realizadas. Muchos la conocemos, o seguro que te suena: Amazon. http://www.amazon.es/ 

También tenemos:

Marketplaces verticales: son aquellos que están especializados y                              que en un tipo de producto en concreto y atraen a un público muy                                  específico.

Marketplaces horizontales: venden de todo, son más conocidos, y                            atraen a todo tipo de público, ya que no se centran en un nicho de                                  mercado.

  • Soluciones Open Source o Código libre: son “programas profesionales” creados por “programadores profesionales”, que los comparten libre y gratuitamente con todo el mundo. Son los llamados CMS o sistemas de gestión de contenidos. La desventaja es que hay que saber instalarlas, necesitan de servidores propios y saber ponerlas a funcionar. Es sencillo, pero requiere conocimientos informáticos para llevarlos a cabo. Destacan: Magento, Prestashop, WordPress, Joomla, Drupal… Hay servidores que ofrecen servidor ya listos para usar, (como SaaS o software como servicio). Su ventaja es que posee una gran variedad de funciones pre-desarrolladas que pueden ser utilizadas en nuestro site.
  • Desarrollo a medida: es la que mejor encajará con la idea que tienes en la cabeza, pero es muy caro, se tarda mucho tiempo, y (a no ser que seas informático) necesitarás contratar los servicios de un programador.

Si hemos optado por software Open Source o por una página programada a medida, necesitaremos un servidor dónde instalar esos programas y compartirlos por Internet. Ese servidor es lo que se denomina “servidor de alojamiento o hosting“.

¿Qué es un “hosting”? 

CLOUD1

Es el servidor dónde se encuentra “alojada” (instalada) nuestra tienda online.

Los servidores hosting (cloud) no son más que “ordenadores” de gran capacidad y conectados a Internet a través de sistemas súper fiables, normalmente las empresas alquilan el hosting a proveedores especializados, ya que son muy caros y complejos. Existen grandes empresas que tienen sus propios servidores, pero no suele ser lo normal, especialmente en PYMES.

Vamos a ver ahora los diferentes tipos de hosting, que pueden variar en potencia, complejidad y precios (normalmente, a más potencia, más caros son, y por si fuera poco, más complejos).

El tipo de hosting de menor a mayor potencia son:

  • Alojamiento compartido o Virtual Hosting o Hosting Virtual: tiene un sólo sistema operativo, pero tiene muchas páginas web (tiendas online, blogs…). Es el modelo más barato ya que el proveedor compra “una máquina” y la “alquila” a muchos (hasta miles) de clientes. Es la mejor opción para empezar, ya que es muy barata y su uso es relativamente sencillo. El problema es, que al compartirlo con otra webs, cuando una web falla, puede saturar el sistema operativo y hacer fallar a todas las demás. También puede dar problemas que los servidores se llenen y saturen el sistema operativo (overbooking del servidor). Cuando una web vecina tiene mucho éxito repentino, puede acaparar todo el sistema operativo.
  • Servidor Virtual Privado o Virtual Private Service (VPS): Cuando en una misma “máquina” se instalan muchos sistemas operativos distintos ( estos se conoce como “virtualización”). Lo que hace es “dividir” un “ordenador” en varios “ordenadores pequeños”, independientes unos de otros. El proveedor nos alquila uno de ellos. ¿Ventajas?:

– Puedes elegir tu sistema operativo (Windows, Linux…)

– Son independientes, si un VPS falla no lo hacen el resto de VPS que están en el mismo servidor.

– Flexibles. Se les puede añadir un disco duro, poco a poco.

Desventajas: Son más caros y más difíciles de manejar.

  • Servidor dedicado: En este caso se alquila el servidor entero, no se comparte con nadie más. Se utilizan para páginas web muy potentes. Hay otra opción en la que tu compras el servidor y el proveedor te alquila el “housing”. A cambio usas su Internet (muchos más potente que un Internet normal). La desventaja es que son mucho más caros que el resto.

Además del alquiler, los proveedores de alojamiento nos ofrecen otros servicios, que a veces están incluídos con el alquiler o disponibles, como pagos opcionales:

  • Realizar copias de seguridad de los archivos y del servidor
  • Mantenimiento físico de los servidores (todas se acaban estropeando tarde o temprano si no se realiza ningún mantenimiento físico)
  • Proporciona seguridad frente a robos, inundaciones, incendios…
  • Ofrecen seguridad añadida al servidor (instrusión de hackers en nuestro cliente)

HOSTING

Antes de contratar un proveedor, debes tener en cuenta:

  • Tamaño del proveedor: para grandes proyectos se utilizan grandes proveedores, para proyectos medianos, se usarán proveedores nacionales de tamaño medio, ya que suelen tener menos carga de trabajo que los grandes y nos darán mejor servicio, además de prestarnos más atención.
  • Reputación online: si comparamos las distintas páginas de los proveedores, todos son “perfectos”. Lo recomendable es hacer una búsqueda en Internet de la reputación que tienen, ver los comentarios que hay sobre ellos en los foros…
  • Servicio técnico 24h x 7 días/semana x 365 días/año: es importante tener soporte técnico siempre, tu página puede fallar, y fallará cuando menos te lo esperes. Es muy importante que el soporte técnico, además de estar siempre disponible, lo esté también a través de números de teléfonos gratuitos.
  • Tiempo de actividad o uptime: es el tiempo que el servidor de alojamientos está en funcionamiento. El tiempo de inactividad es tiempo que tu tienda está offline, no sólo no generará ventas en ese tiempo, si no que además, puedes ver tu imagen dañada. Si los clientes no consiguen hacer la compra que esperan, no volverán a tu site.

Para definir este tiempo, se ha creado un parámetro estandarizado que indica el tiempo en porcentaje que un servidor estará funcionando durante un año.

Ningún ordenador está encendido el 100% de tiempo, siempre es necesario reiniciarlo por alguna actualización, cambiar el disco duro…

Y por último: ¿qué es el dominio

dominio

Es el nombre de tu página web.

Tu tienda deberá tener un nombre que sea acorde con tu modelo de negocio. Se suele recomendar que el nombre de tu dominio no sea demasiado largo, ni demasiado difícil de recordar, lo ideal es que sea un nombre más bien corto y reconocible.

Por ejemplo:

  1.                      tunombre.com 

  2.                      tunombre.es

  3.                      tunombre.org

Para registrar tu dominio puedes hacerlo a través de Godaddy: https://es.godaddy.com/

¿Te fue útil la información? Déjanos tu comentario, tu opinión cuenta y mucho 😉

Deja un comentario